La enfermedad renal oculta es el mayor factor de riesgo cardiovascular para la población general y para aquéllos con hipertensión o con lesión vascular ya establecida, según el estudio epidemiológico Epirce, cuyos datos se presentan en el congreso de Nefrología, en Cádiz.

El 6,8 por ciento de la población española podría tener ya enfermedad renal oculta, definida como filtrado glomerular inferior a 60 mml por minuto, según los datos del Epirce, el estudio epidemiológico más importante sobre enfermedad renal crónica (ERC) que existe actualmente en España y que será presentado en el XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) que se está celebrando en Cádiz.

Alfonso Otero, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital de Orense y coordinador del Epirce, considera que la cifra, similar a la de los países de la UE y de Estados Unidos, es elevada y preocupante, pero además existen dos connotaciones básicas. “Muchos de los afectados desconocen que padecen insuficiencia renal y además el 40 por ciento de esa población es hipertensa”.

Otros primeros resultados de este trabajo indican que entre el 6,5 y el 7 por ciento tiene diabetes, el 16 por ciento el colesterol elevado (un 18 por ciento tiene cifras altas de LDL), el 32 por ciento son obesos y un 16 por ciento fuma en exceso.

La interpretación de los datos, según ha explicado Otero a DM, podría ser que la enfermedad renal oculta es “el mayor factor de riesgo cardiovascular tanto para la población general como para la hipertensión o la que ya tiene lesión vascular establecida”.

Detectar y actuar
Con un grado de funcionamiento renal de 50 mml, fenómeno desconocido por la mayoría de los afectados, ya empieza a producirse disfunción endotelial. Probablemente, los pacientes se detectarán en fases avanzadas y llegarán a las consultas con un alto grado de arterioesclerosis.

El objetivo de la SEN, según Otero, y en conjunción con Semfyc, es detectar a la población en riesgo y llevar a cabo intervenciones de prevención primaria y secundaria. “No hay que alarmar, sino actuar con sencillas medidas de salud”.

El Epirce es un estudio aleatorio, realizado en población general mayor de 18 años y se ha llevado a cabo en 42 puntos de muestreo.

Posteriormente se ha estratificado en función de la edad, el sexo y el lugar de residencia. La muestra estimada para llevar a cabo el estudio son 5.800 personas. Actualmente se ha evaluado al 42 por ciento de la muestra, que ha sido citada en su centro de salud y a la que se le hacía una encuesta y un chequeo de salud para determinar los factores de riesgo (anemia, diabetes, función renal y tasas de colesterol, obesidad y tensión arterial). En diciembre se llegará al 60 por ciento del análisis de la muestra.

Fuente: http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/especialidades/nefrologia/es/desarrollo/1041709.html