12 kilos de masa tumoral en el rostro

elefanteasis.jpg

La segunda operación para extirpar parte de los 12,5 kilos de masa tumoral del rostro del ‘hombre elefante’ chino, el peor caso de elefantiasis conocido en el mundo, se ha llevado a cabo con éxito, según fuentes del Hospital Oncológico Fuda de Cantón (sur de China).

Huang Chuancai, de 32 años, fue operado por primera vez en junio pasado, cuando el tumor que deforma su rostro pesaba 15 kilos, le impedía hablar y comer, había curvado su espina dorsal y aplastaba sus pulmones.

“La operación se inició esta mañana a las 8.30 (hora local) y duró cuatro horas. Han eliminado cinco kilos de tumor en el lado derecho de la cara”, explicó la portavoz del Hospital, apellidada Cai. “Todo ha ido bien, se han cumplido los objetivos”, añadió.

Antes de entrar a la sala de operaciones el equipo médico, dirigido por el cirujano Liu Lizhi, congeló el tumor de Huang para evitar una gran pérdida de sangre.

“La segunda operación era más arriesgada, al estar más cerca de la raíz del tumor. En total ha perdido un litro de sangre, que no es mucho considerando el tamaño del tumor”, agregó la portavoz del hospital.

El tumor afectaba la boca y la oreja derecha, y durante la extirpación ha perdido esta segunda, por lo que el equipo médico tiene previsto injertar una oreja artificial. “Hemos reducido el tamaño de la boca, para que pueda hablar y comer”, agregó Cai.

La neurofibromatosis que padece Huang consiste en un desorden genético con tumores que crecen en el tejido nervioso produciendo un desarrollo excesivo de tejidos en la piel y los huesos.

Su hermana menor y su madre están también afectadas por esta enfermedad, con pequeños tumores en la cara y otras partes del cuerpo.

Antes de su operación, Huang explicó a los medios que esperaba poder pasar el Año Nuevo Chino (que empieza el 7 de febrero) con su familia en Hunan, en el centro del país.

Condenado al ostracismo a los 10 años

La elefantiasis condenó a Huang al ostracismo desde que a los 10 años tuvo que abandonar la escuela ante las burlas de los otros niños, y según explicó el paciente, hace unos años un circo intentó comprarlo para exhibirlo en un espectáculo de monstruos.

La familia de Huang es extremadamente pobre, por lo que el propio Hospital Fuda se ofreció para practicar una operación que en China es prohibitiva.

El equipo médico realizará una tercera operación, esta vez en el lado izquierdo, donde el tumor cubre el ojo y la oreja, después de las vacaciones del Año Nuevo Chino, y a continuación se practicarán múltiples operaciones para intentar devolver a Huang un aspecto normal.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/01/07/medicina/1199712216.html