_44462818_020308dormir203.jpg

Un estudio médico reveló que existe un estrecho vínculo entre los ronquidos sonoros y las enfermedades del corazón y las apoplejías. Un grupo de científicos de Hungría entrevistó a más de 12.000 pacientes y concluyó que las personas que roncan mucho registraron más vulnerabilidad a sufrir ataques cardíacos o apoplejías si se comparan con el resto de la población.

La nueva investigación, publicada en la revista especializada Journal Sleep, resaltó las teorías que ya han vinculado los ronquidos con enfermedades cardiovasculares.

Todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos roncado, lo cual se torna más común en personas con sobrepeso.

Alrededor de 40% de los hombres y 24% de las mujeres son “roncadores habituales”.

Por años, los científicos han advertido sobre la relación entre roncar y las enfermedades cardiovasculares como los ataques al corazón y las apoplejías.

Esta nueva investigación húngara refuerza la teoría.

Hombre durmiendo

Durante años se han dado a conocer teorías que vinculan los ronquidos con las dolencias cardíacas.

Aumento del riesgo

Más de 12.000 personas fueron entrevistadas en sus hogares sobre sus ronquidos.

Comparados con el resto de la población, los roncadores “ruidosos” registraron 34% más posibilidades de sufrir un ataque cardíaco, mientras que sus riesgos de ser víctimas de una apoplejía fueron de 67%.

Los científicos dijeron que los ronquidos ruidosos con pausas en la respiración podrían ser elementos usados para identificar personas con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

La información recabada destaca el hecho de que quien ronca silenciosamente no incrementa su riesgo de manifestar dolencias relacionadas con el corazón.

Sin embargo, no todo son malas noticias para los hombres que roncan, pues se descubrió que la tendencia de roncar se reduce una vez se atraviesa la barrera de los 70 años.

Enlace a Pagina Fuente